Cómo limpiar un puerto de carga USB-C en tu MacBook, iPad o teléfono

El USB-C es un pequeño puerto versátil. Puedes cargar dispositivos, transferir datos o conectar accesorios con él. Y es completamente reversible, a diferencia de las antiguas conexiones USB. Pero ahora que dependes tanto del puerto USB-C, es aún más importante que aprendas a limpiarlo correctamente.

Ya puedes encontrar puertos USB-C en los últimos dispositivos MacBook y iPad Pro, y no tardará mucho en aparecer en tu iPhone también. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre cómo limpiar un puerto USB-C en cualquier dispositivo.

Cómo saber si necesitas limpiar un puerto USB-C

Hay muchas señales que indican que hay que limpiar el puerto USB-C. A continuación detallamos cada una de ellas, para que esté seguro de que al limpiar el puerto solucionará sus problemas antes de juguetear con el interior de su dispositivo.

Cualquiera de los siguientes problemas puede ser el resultado de la acumulación de polvo, suciedad o pelusa en la parte inferior del puerto USB-C.

El puerto USB-C no se carga

El primer problema que puedes notar cuando el puerto USB-C está sucio es que ya no se carga. Cuando esto suceda, probablemente estarás corriendo para arreglarlo antes de que se te acabe la batería.

/* Añade tus propias anulaciones de estilo de formulario de Mailchimp en la hoja de estilo de tu sitio o en este bloque de estilo. Recomendamos que mueva este bloque y el enlace CSS anterior al encabezado de su archivo HTML. */ Un puerto USB-C sucio no puede cargar tus dispositivos.

Otro problema similar puede ocurrir cuando su dispositivo cree que ya se está cargando, pero no tiene nada conectado. Esto ocurre porque una acumulación de suciedad dentro del puerto lo engaña para que crea que un cable está conectado.

El puerto USB-C no puede transferir datos

Notarás este problema la próxima vez que intentes usar tu dispositivo con un accesorio. Puede ser una unidad de almacenamiento externo, un teclado o un monitor conectado a tu MacBook .

Los puertos USB-C tienen una variedad de usos.

Sea lo que sea, no funcionará bien si tu puerto USB-C no puede transferir ningún dato. Y eso sucede a menudo cuando necesitas limpiarlo.

Los cables no encajan en el puerto USB-C

La última señal de un puerto USB-C sucio es que los cables no encajan como antes. Mucha gente cree que esto es el resultado del desgaste del puerto USB-C con el tiempo, pero no es cierto.

Este mismo problema a menudo resulta en una sensación esponjosa cuando se conectan los cables al puerto.

Después de aprender a limpiar el puerto de carga USB-C de tu iPad, MacBook u otros dispositivos, estarás encantado de aprender que los cables encajan en su lugar como antes.

Los cables encajan en su sitio con un puerto USB-C limpio.

Cómo limpiar el puerto USB-C de tu MacBook, iPad o smartphone

Normalmente se puede ver una acumulación de suciedad en el puerto USB-C cuando se necesita limpiarlo. Pero no vayas a atascar nada ahí todavía porque podrías dañar los delicados conectores.

De hecho, antes de hacer cualquier otra cosa, deberías apagar tu dispositivo. De esta manera es menos probable que cause cortocircuitos al usar objetos metálicos o al insertar agua en el puerto, ¡no recomendamos hacer ninguna de esas cosas!

Utilice las siguientes herramientas para limpiar el puerto USB-C de la forma más segura posible.

Usar aire comprimido

Una lata de aire comprimido es la mejor herramienta para limpiar la mayoría de sus artículos electrónicos. Pulveriza un par de ráfagas en tu puerto USB-C para deshacerte del polvo y los escombros sueltos.

Puede que tengas que rociar el aire con una boquilla fina para conseguir el ángulo correcto. Incluso si la suciedad del interior es particularmente resistente, intenta limpiarla con aire comprimido unas cuantas veces antes de rendirte.

El aire comprimido es la forma más segura de limpiar los puertos USB-C.

Usar un palillo de dientes

El aire comprimido es la forma más segura de limpiar el puerto USB-C, pero si la suciedad está muy adherida, es posible que tengas que sacarla. Debes tener mucho cuidado al hacer esto para no dañar los conectores de metal.

Recomendamos un palillo de madera para esta tarea, aunque tal vez necesite dividirlo por la mitad para que sea lo suficientemente estrecho como para que quepa en el puerto. Alternativamente, use cualquier otro objeto delgado y puntiagudo, siempre y cuando no sea de metal.

Mucha gente recomienda usar la punta afilada de un picador de hilo dental desechable .

Usa una púa de hilo dental para limpiar el puerto USB-C.

Los alfileres de metal o de seguridad son demasiado duros y afilados. Pueden dañar el interior del puerto USB-C y el metal conductor puede causar problemas electrónicos.

Después de colocarse en la herramienta de su elección, introdúzcala con cuidado en un extremo estrecho del puerto USB-C. Desliza el borde hasta que llegues al fondo del puerto, luego mueve suavemente alrededor del borde para soltar cualquier suciedad. Desliza esa suciedad hacia arriba por un borde estrecho para sacarla del puerto.

Usar alcohol isopropílico

Puede que tengas que usar alcohol isopropílico para limpiar la suciedad particularmente resistente de un puerto USB-C. Esto es más común cuando entran alimentos o líquidos.

Asegúrate de usar el mayor porcentaje de alcohol isopropílico que puedas encontrar. El 99% es lo mejor. También debes evitar usar demasiado alcohol isopropílico, ya que puede dañar el revestimiento oleofóbico de tu pantalla y las juntas de goma del interior de los dispositivos resistentes al agua .

Usa una pequeña cantidad de alcohol isopropílico al 99% para limpiar tu puerto USB-C.

La mejor manera de aplicar alcohol isopropílico al puerto USB-C es mojar un pequeño trozo de algodón con él. Luego inserte ese algodón y muévalo con un palillo de dientes. Esto le permite limpiar la suciedad dentro de su puerto antes de que el alcohol se evapore.

Consigue una reparación de Apple

Si aún no puedes limpiar el puerto de carga del USB-C de tu MacBook, iPad u otros dispositivos de Apple, es posible que necesites una reparación. Desafortunadamente, estas reparaciones pueden ser costosas. Y es posible que no estén cubiertas por la garantía.

Visite la página web Apples Get Support para programar una reparación o conseguir un presupuesto para su dispositivo. Si Apple no puede ayudarte, es posible que desees anular la garantía y buscar una reparación de terceros en su lugar.

Puede que necesites visitar la Barra de los Genios para una reparación física.

Cómo mantener limpio el puerto de carga del USB-C en el futuro

Después de limpiar el puerto USB-C de tu dispositivo, aquí tienes algunos pasos a seguir para mantenerlo limpio en el futuro. Desafortunadamente, ninguna de estas soluciones es perfecta, pero todas son menos laboriosas que limpiar el puerto de nuevo cada pocos meses.

Cubre tu puerto USB-C con cinta

Esta es la sugerencia más básica para mantener limpio el puerto USB-C. Toma una pequeña tira de cinta adhesiva y pégala sobre el puerto para evitar que la suciedad entre.

Con el tiempo, es probable que esto deje un residuo pegajoso en su dispositivo pero al menos eso es más fácil de limpiar que el interior del puerto.

Consigue un estuche que cubra el puerto

Es una buena idea conseguir un estuche para todos tus aparatos caros para mantenerlos a salvo. Cuando compres un estuche, busca opciones que cubran el puerto USB-C con una solapa extraíble.

De esa manera, puedes mantener el puerto cerrado cuando no lo uses. Estos casos son a menudo más caros, pero deberían ser eficaces para mantener limpio el puerto USB-C.

Consigue tapones de polvo para guardar en los puertos USB-C

Si no quieres usar una caja o no encuentras ninguna que cubra el puerto USB-C, puedes comprar enchufes independientes para el polvo. Estos pequeños trozos de goma o plástico encajan en el puerto USB-C para evitar que entre la suciedad y la pelusa.

Son fáciles de insertar o quitar, pero puedes perderlas cuando las quites. Afortunadamente, puedes comprar USB-C tapones para el polvo en Amazon relativamente barato.

Compra fundas para el polvo del USB-C para mantener tu puerto limpio.

¿Están tus puertos USB-C sueltos?

La acumulación de polvo y suciedad no es el único problema que puede tener con sus puertos USB-C. Después de aprender a limpiar el puerto de carga del USB-C de tu MacBook, iPad u otros dispositivos, averigua cómo solucionar otros problemas también.

En particular, ten cuidado con puertos USB-C sueltos en tu MacBook . Este es un problema común que causa problemas de conexión y puede llevar a reparaciones costosas en el futuro.

Cómo limpiar un puerto de carga USB-C en tu MacBook, iPad o teléfono

Scroll hacia arriba